Translate

La cocina de la Bella Abuela

La cocina de la Bella Abuela

En un inicio pensé en realizar un blog de recetas. Creo que es más abarcativo esto que comenzaré a bosquejar, como un blog de cocina.

Porque en la cocina se transforman las recetas y en nuestra cocina, ese lugar de la casa tan especial, se vive, se palpitan día a día los sucesos de nuestra vida. Mientras echas sal a una carne, te podes reír del mundo o llorar por el mundo. Mientras cortas en rodajas cada vez más anchas, por el apuro, un tomate, el TE irrumpe en el medio de la cocina para avisarte que te has ganado miles de mjes gratis, entre el tomate, la sal y los anteojos que no se encuentran para leer el mje, aparecen en la cocina la palabra de compañía, el gato pidiendo algo para comer, el sonido de la música que se traslada por la casa y llega a veces suave otras invasivo, el mate que se enfría y se vuelve a calentar

Me gusta cocinar, estoy sumamente impulsada a hacerlo, hay muchos motivos. Algunos proviene de mis ancestros, otros, están más cercano a lo familiar, y otro es que si no cocino, el hombre de mi vida, no podría resistir, porque las únicos sabores que acepta como válidos son los que yo entrego cada día.

Y como en es un blog de cocina en la cocina, se irán sumando otras cosas, que podrán estar muy relacionadas con el cocinar o no tanto.

viernes, 29 de enero de 2010

Ñoquis de los 29

Los ñoquis vienen acompañados de una tradición familiar. Los 29 hay que comer ñoquis. Nos encontremos en casa o donde sea, hay que cumplir el mandato. Además desde hace muchísimos años, nuestra amiga María Susana, trae para el postre un flan.
Cuando lo servimos, se coloca la plata bajo el plato, con el fin de asegurar la abundancia en el hogar.

Ingredientes. (6 porciones abundantes)

  • 1kg de papas, parejas, bien lavadas (esas papas rojas que en estos tiempos están en el mercado son ideales) Papas cuanto mas duras y blancas mejor.
  • Agua hirviendo abundante con un puñado de sal.
  • 600 grs de harina triple 0. 
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 huevo.
  • 2 cucharadas de manteca.
  • 1 puñadito de queso rayado.
  • Leche.
  • Sal, pimienta.

Preparación
  • Hervir las papas sin pelar.
  • Pelarlas bajo el chorro de agua fría
  • Hacer el puré con la manteca, el huevo batido y agregar leche para unir. (Cuanta más leche agregue, más harina llevará)
  • Agregar la harina, para que la masa quede blanda pero consistente, que se despegue de las manos.
  • Enharinar la mesada, volcar la masa cortarla en trozos del tamaño de un huevo, aproximadamente, con los cuales se hacen tubos parejos.
  • Cortar con un cuhillo cada tubo en pedazos, pasarlos por un tenedor o la herramienta para marcar los ñoquis, presionando levente con el pulgar.
  • Echarlos en el agua hirviendo salada, retirarlos cuando suben a la superficie (es bueno probar alguno para ver si necesitan un ratito más de cocción).
  • Sacarlos con espumadera o tirarlos suavemente sobre un colador.
  • Colocarlos en una fuente con salsa y queso.