Translate

La cocina de la Bella Abuela

La cocina de la Bella Abuela

En un inicio pensé en realizar un blog de recetas. Creo que es más abarcativo esto que comenzaré a bosquejar, como un blog de cocina.

Porque en la cocina se transforman las recetas y en nuestra cocina, ese lugar de la casa tan especial, se vive, se palpitan día a día los sucesos de nuestra vida. Mientras echas sal a una carne, te podes reír del mundo o llorar por el mundo. Mientras cortas en rodajas cada vez más anchas, por el apuro, un tomate, el TE irrumpe en el medio de la cocina para avisarte que te has ganado miles de mjes gratis, entre el tomate, la sal y los anteojos que no se encuentran para leer el mje, aparecen en la cocina la palabra de compañía, el gato pidiendo algo para comer, el sonido de la música que se traslada por la casa y llega a veces suave otras invasivo, el mate que se enfría y se vuelve a calentar

Me gusta cocinar, estoy sumamente impulsada a hacerlo, hay muchos motivos. Algunos proviene de mis ancestros, otros, están más cercano a lo familiar, y otro es que si no cocino, el hombre de mi vida, no podría resistir, porque las únicos sabores que acepta como válidos son los que yo entrego cada día.

Y como en es un blog de cocina en la cocina, se irán sumando otras cosas, que podrán estar muy relacionadas con el cocinar o no tanto.

domingo, 13 de junio de 2010

Buñuelos



Por la mañana vi una receta de Martiniano Molina en la revista de La Nación. Recordé que cuando era chica, en días de lluvia, mi madre hacía unos buñuelos que le salían muy redondos, eran casi perfectos.
Me explicaba que tomara una cuchara, la llenara con la masa y la tirara rápidamente, sobre el aceite muy caliente, ayudándome con el dedo índice para desagotar la cuchara. Jamás logré que me salieran perfectos.
Hoy, después de tantos años tampoco salieron redonditos, pero su sabor fue muy bueno.

Ingredientes

  • 1 taza de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear.
  • 3 cucharadas de azúcar impalpable.
  • 1 huevo
  • ½ taza de leche
  • 200 g de dulce de batata
  • 1 poco de jugo de limón.
  • Azúcar para espolvorear.


Preparación

  • En un recipiente profundo, mezclar la harina, el polvo de hornear, azúcar impalpable, huevo y leche, hasta lograr una masa suave y homogénea. Batir mucho.
  • Cortar el dulce de batata en cuadrados chicos y parejos.
  • Mezclarlos con la preparación anterior.
  • Freír en abundante aceite caliente hasta dorar.
  • Retirar con una espumadera y colocarlos sobre un papel absorbente.
  • Espolvorear con azúcar.

Con estas cantidades salen aproximadamente 16 buñuelos